catedral-santisimo.jpg


Desde este miércoles 26 de agosto, la Basílica Catedral de Trujillo, Perú, reabrirá sus puertas para que los fieles puedan adorar, desde el atrio, a Cristo Eucaristía.

Ciudad del Vaticano

El Arzobispo de Trujillo y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) y del CELAM, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte OFM, anunció, este domingo, que las puertas de la Basílica Catedral de Trujillo se reabrirán desde este miércoles 26 de agosto, para que los fieles puedan adorar, desde el atrio, a Cristo Eucaristía, expuesto sobre su anda, donada hace algunos años por los sacerdotes y fieles devotos, para las celebraciones anuales del Corpus Christi Arquidiocesano.

Monseñor Cabrejos: Todos necesitamos la sanación de Dios

Monseñor Cabrejos adelantó que la Catedral de Trujillo estará abierta desde las 9:00 de la mañana hasta las 12:30 del mediodía, y desde las 5:00 de la tarde hasta 7:30 de la noche. Además, el Prelado informó que el anda con el Santísimo Sacramento permanecerá en la puerta, expuesto de lunes a sábado en el horario indicado, para que los fieles puedan adorarlo desde el atrio, respetando los protocolos sanitarios. “Todas las personas que deseen, pueden acercarse al atrio de la Catedral, para adorar a Cristo presente en la Eucaristía. Todos – expreso el Arzobispo – necesitamos de la ayuda espiritual, de la fortaleza, de la bendición y de la sanación de Dios. Para el Señor nada es imposible si le pedimos con fe”.

Templos comenzarán a reabrir progresivamente

Asimismo, el Arzobispo de Trujillo señaló que, la misma decisión se tomará progresivamente con los demás templos, “considerando la rigurosidad y cuidado, frente a un virus mortal, realmente un enemigo invisible”, expresó Mons. Miguel Cabrejos, durante la Misa dominical. Además, el Prelado aprovechó la ocasión para hacer un público agradecimiento a las personas y empresas que han colaborado con la campaña solidaria “Respira Trujillo”, que busca la adquisición de una planta y balones de oxígeno para pacientes contagiados con el coronavirus.