En 1580, Fray Lope de Montoya, fraile dominico y gran propagador de la oración del rosario, debido a la gran devoción que profesaba a Nuestra Señora de Candelaria en su imagen de la Virgen de Chiantla (Huehuetenango), pidió a expertos plateros guatemaltecos, esculpir una imagen de la Virgen Madre, la cual le fue entregada en 1592. Esta imagen es la Virgen del Rosario del Templo de Santo Domingo de la Ciudad de Guatemala.

Con motivo de los terremotos, el 19 de febrero de 1651 el Ayuntamiento la juró por "Patrona de la Ciudad de Guatemala y Abogada para los temblores." El acta del juramento de 1651 es confiable, pues fue escrita por Luis Andino, secretario del Cabildo, quién tres años después tomó nota del juramento y voto que las autoridades del Reino de Guatemala a la Inmaculada Concepción como Patrona de Centro América.

En los años 1670, 1678, 1717, 1724, 1749 incluso en 1789, luego del traslado de la capital, el Ayuntamiento le reiteró este título sobre la Ciudad que para ese entonces ya había cambiado su nombre de Santiago por el de Nueva Guatemala de la Asunción. En Panchoy, la Ciudad tuvo muchos patronazgos marianos, y al trasladarse al Valle de la Ermita, ninguno de ellos fue abolido, sino más bien se añadieron otros a la lista.

Investigación y fotografía:
Don José Barillas, Pbro. 
JESÚS RADIO GT.