Amanecemos dando gracias a Dios por el don de la Consagración de Jesús Nazareno del Rescate.