Elevemos una oración por el alma, del recordado Monseñor Gerardi. 

Durante su vida, Mons. Gerardi fue un gran defensor de la verdad. Una de sus frases: "El perdón sana la memoria, no la desaparece”.